Lectio Divina

GRADAS DE ORACIÓN
PARA HACER LA LECTIO DIVINA


Ponemos nuestro corazón en presencia de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo; pidiendo ayuda a la Virgen María. “Por medio de su Palabra, Dios habla al hombre.” Así rezamos: la señal de la cruz, un padrenuestro y un ave maría.

1. LECTIO. Lee atentamente la cita bíblica propuesta con la conciencia que es Dios quien te habla en un encuentro personal, un encuentro de amistad. A Dios escuchamos cuando leemos su Palabra.

2. ORATIO. A Dios hablamos cuando oramos respondiendo a su Palabra en diálogo. Háblale a Jesús: como un amigo habla con su amigo, tratando de amistad. Consciente que es Dios quien te habla y quien te quiere hacer sentir su amor por ti. Dialoga con Jesús: Jesús, lo que más me llama la atención de lo que dices es… De lo que dices, Jesús, me agrada… porque… De lo que dices, Jesús, no me agrada… porque….

3. MEDITATIO. Lee atentamente la meditatio propuesta: ¿Qué me quieres decir, Jesús, a mí? ¿Y a mi familia? ¿A mi ambiente? ¿Cuáles son tus criterios, Jesús? ¿En qué contrasta con mis criterios? ¿Cuáles son tus sentimientos, Jesús? ¿Qué tengo que cambiar, Jesús? ¿Cómo lo puedo cambiar, Jesús? ¿Qué me pides hoy, Jesús?

4. CONTEMPLATIO. Es el momento no de pedir ni dar gracias, sino de abrir nuestro corazón afectivamente, para que en el silencio Dios lo pueda transformar y darme la capacidad de convertirme a su pensar y sentir. Es momento de enamoramiento.

5.. EVANGELITATIO. Después de pedir y dar gracias a Dios, prepararme para compartir lo que he experimentado, lo recibido, y así dar razón de mi fe y esperanza a mi familia y en mi ambiente.